BAILE DEPORTIVO

Con el baile deportivo, se aprende a conocer el cuerpo, se descubren partes del cuerpo y músculos que no se utilizan en la cotidianidad, se aplican disociaciones entre torso, cintura, cadera y pies. Se mejora la postura corporal un cien por ciento, lo que favorece a estar más equilibrado.

El trabajo físico es enérgico, combinando el baile con el entrenamiento aeróbico, modelar y tonificar el cuerpo.

Otro punto importante que brinda esta disciplina es el desarrollo de la confianza propia y también hacia la pareja de baile, un equilibrio necesario para poder lucirse en una pista de baile.

Los movimientos e interacciones de la pareja, se ajustan a patrones previamente establecidos que, asociados con la música, caracterizan a los distintos ritmos

VIDEO

IMPARTE:

Cuauhtémoc Rodríguez.

Dulce Chilado.